jueves, mayo 23

Xavi: “Todo lo trabajado ha salido a la perfección” | Fútbol | Deportes

Xavi da instrucciones a su equipo durante el duelo ante el Atlético.Angel Martinez (Getty Images)

Había que rebobinar hasta enero de 2023 para encontrar la última derrota del Atlético en el Metropolitano. Una racha de 25 partidos con 23 victorias y dos empates, hasta que el Barcelona, precisamente su último verdugo, apareció en Madrid. De nuevo, la moneda cayó a favor de Xavi Hernández. El técnico argentino se enfrentó en cinco ocasiones ante el catalán, siempre con idéntico ganador, Xavi, con un saldo de 10 goles a favor y dos en contra. Esta vez, con dos alicientes: el Barcelona recuperó la segunda plaza en la Liga y João Félix volvió a marcar ante el Atlético.

Atlético

0

Oblak, Reinildo Mandava, Witsel, Savic, Samuel Lino (Griezmann, min. 45), Pablo Barrios Rivas, De Paul (Saúl, min. 65), Nahuel Molina, Rodrigo Riquelme (Correa, min. 58), Morata (Depay, min. 45) y Marcos Llorente (Koke, min. 58)

3

Barcelona

Ter Stegen, Hector Fort (Marc Casado, min. 82), Pau Cubarsí, Koundé, Ronald Araújo, Fermín López, Gündogan, Sergi Roberto (Oriol Romeu, min. 77), Lewandowski, Raphinha (Lamine Yamal, min. 60) y João Félix (Vitor Roque, min. 76)

Goles 0-1 min. 38: João Félix. 0-2 min. 46: Lewandowski. 0-3 min. 64: Fermín López.

Árbitro José María Sánchez Martínez

Tarjetas amarillas Koundé (min. 32), De Paul (min. 45), Savic (min. 60) y Pablo Barrios Rivas (min. 88)

Tarjetas rojas Nahuel Molina (min. 92)

“Muy contento, todo lo trabajado ha salido a la perfección. Hemos sido efectivos en ataque, en defensa nos han generado muy poco. Es un partido ideal de nuestra metodología y estilo de juego”, analizó Xavi, expulsado en el campo del Atlético —segunda roja, además de 22 amarillas como técnico del Barcelona—. “El cuarto árbitro me ha dicho que me ha expulsado por los gestos. Soy pasional”, justificó el entrenador. “Realizar observaciones de carácter técnico a una de mis decisiones, voz en grito, realizando gestos de desconsideración, tras haber sido advertido por el cuarto árbitro”, explicó el colegiado en el acta.

Disgustado con el árbitro, Xavi celebró el rendimiento de sus muchachos: “La mejora del equipo la atribuyo a muchas cosas. Estamos mejor en defensa, hay equilibrio y no perdemos tantos balones que generan transiciones. Estamos más solidarios y en ataque lo entendemos todo mejor. El fútbol es un estado de ánimo y de forma y ahora estamos en el mejor momento”, describió Xavi. “Las últimas semanas hemos cambiado un poco el entrenamiento, con más intensidad.”, se sumó Lewandowski.

El mejor Barcelona de la temporada lo sufrió Simeone. “Fueron superiores, fueron contundentes en las primeras situaciones de gol”, contestó Simeone. Tras la derrota ante el Barça, el Atlético se bajó de los puestos de Champions en la Liga. “Tenemos que dar un paso más. Nos está costando. Tenemos un partido muy duro en Villarreal. Tendremos un par de días para poder entrenar cuando vuelvan los chicos de la selección. Los otros equipos mejoran y nosotros tenemos que mejorar”, subrayó el preparador del Atlético.

Después del intenso duelo frente al Inter, cuando el Atlético selló su pase a los cuartos de final de la Champions, el técnico argentino dejó en el banquillo a Griezmann y a Memphis. No acertó. Y, cuando quiso rectificar ya era tarde. La revancha no era para nadie vestido de rojiblanco. Pero lo era, por mucho que le pesara a la hinchada del Atlético, como también a Simeone, para alguien que hasta la campaña pasada era el juguete roto más caro (127 millones de euros) de la historia del cuadro madrileño: João Félix.

Félix no lució. Sí, en cambio, su protagonismo. En las inmediaciones del Metropolitano, la afición del Atlético parecía dispuesta a enseñarle toda su hostilidad al delantero. En la placa que João Félix tiene en el estadio del Atlético se repetían los seguidores rojiblancos dispuestos a profanarla. Estaban los que las escupían, los que tiraban bebidas y los que la insultaban. Hubo un seguidor que quemó la camiseta del Atlético de Félix y hasta hubo un aficionado que llevó excrementos envueltos en un pañuelo para arrojarlos en la placa. “João ha hecho un gran partido, sobre todo sin balón, estaba extramotivado, era un partido para él y ha marcado las diferencias”, sostuvo Xavi.

Finalmente, el nombre João Félix saltó de la grada al campo. Eso sí, tardó cerca de 10 minutos en tocar la pelota. Y, cuando lo hizo, la afición del Atlético continúo con su aversión. La suerte de João Félix (para evitar los pitidos) fue que tocó poco el balón (34 en sus 77 minutos en el campo). Sin embargo, en uno de los pocos balones que le llegó, justo pasada la media hora cuando el Barcelona prácticamente ni olía el cuero en el Metropolitano, los focos se instalaron sobre João Félix. Y de la mejor manera para los azulgrana: gol del portugués, su sexto en la Liga, el segundo al Atlético.

“¡Simeone, Simeone!”, cantó la afición cuando el portugués fue reemplazado por Roque. El duelo entre João Félix y Simeone lo vuelve a ganar el argentino en las gradas. En el campo, en cambio, el delantero sale victorioso. Otra vez. Igual que Xavi Hernández.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.