domingo, junio 23

Ricky Rubio anuncia un parón y deja la selección para cuidar su salud mental | Deportes

Ricky Rubio ha anunciado su decisión de parar su actividad profesional temporalmente para cuidar su salud mental. El base de los Cleveland Cavaliers, uno de los potenciales pilares de selección española de Baloncesto de cara al Mundial de Indonesia, Japón y Filipinas, ha informado de su decisión a través de un comunicado publicado por la Federación Española de Baloncesto (FEB). “He decidido parar mi actividad profesional para cuidar mi salud mental. Quiero agradecer todo el apoyo que he recibido de la FEB para entender mi decisión. Hoy #LaFamilia tiene más sentido que nunca. Gracias. Pediría que se respetara mi privacidad para poder afrontar estos momentos y poder dar más información cuando sea el momento”, señala Rubio en el texto.

En el mismo comunicado, la Federeación manifestó “su respeto, admiración y cariño hacia Ricky Rubio” y aseguró que “LaFamilia estará al lado del jugador en todo momento”. El base de El Masnou se encontraba concentrado con la selección española como parte de la preparación para el Mundial, que arranca el 25 de agosto. Precisamente, Rubio fue uno de los jugadores a los que el seleccionador Sergio Scariolo dio descanso en el amistoso que España disputó con Venezuela en Madrid (87-57) el viernes, uno de los cinco amistosos que el combinado nacional jugará antes del Mundial. Sergio Llull, Álex Abrines, Rudy Fernandez y Willy Hernangómez se quedaron fuera de la convocatoria junto al jugador de los Cavaliers.

No es la primera vez que Rubio habla sin tapujos de la salud mental y cómo le ha afectado en su carrera. El base ya estuvo cerca de abandonar el baloncesto cuando pasó por una depresión tras la muerte de su madre a causa de un cáncer de pulmón 2016. El jugador fue capaz de rehacerse precisamente por la promesa que le hizo a su madre de ayudar a aquellos que sufren esta enfermedad. El propio Rubio contó su experiencia y como le sirvió de motivación en su vida personal y deportiva en una extensa carta dirigida a su madre y publicada en The Players Tribune en 2019.

Rubio volvía a la selección después de que la rotura del ligamento cruzado anterior que sufrió en diciembre de 2021 le hiciera perderse el Eurobasket el pasado septiembre. España se proclamó campeona del torneo, casi por sorpresa, al tiempo que el jugador pasaba más de un año apartado de la cancha. Los Cavaliers lo traspasaron a Indiana poco después, donde no pudo disputar ningún partido. Volvió a la franquicia de Cleveland al final de esa misma temporada para renovar por tres años y allí volvió a jugar el pasado enero. El jugador no ha dado más información y no ha indicado cuanto tiempo planea ausentarse del baloncesto, pero aún le quedan dos años de contrato en la NBA.

El jugador de El Masnou, que fue el MVP del Mundial de China en 2019, apuntaba a ser una pieza fundamental para Scariolo en el próximo torneo en el que España defiende el título. La baja de Rubio supone una perdida emocional y deportiva, ya que se suma a la ausencia del lesionado Lorenzo Brown, que fue clave en el pasado Eurobasket. Sin los dos mejores bases posibles, Scariolo solo dispone de Alberto Díaz y Llull para ocupar esa posición.

El parón de Rubio devuelve a la escena el continúo debate sobre la salud mental entre los deportistas de élite. Cada vez son más las figuras que se abren públicamente para hablar sobre la depresión y la ansiedad en el deporte. Michael Phelps, uno de los mejores nadadores de la historia con 23 oros olímpicos, lo hizo en 2018, cuando reveló que pasó su peor momento personal tras los Juegos de 2012. Y la gimnasta Simone Biles, que se retiró de la final por equipos en Tokio, el 2021, para centrarse en su salud psicológica, ha vuelto a la competición precisamente este sábado después de pasar dos años alejada de los torneos. Alex Abrines, compañero de selección de Ricky Rubio, es otro de los ejemplos de deportistas que han visto tambalearse su carrera por la depresión. El jugador del Barcelona llegó a abandonar el baloncesto durante varios meses cuando jugaba con Oklahoma City en la NBA, a principios de 2019.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.