sábado, abril 13

Raquel Carrera se perderá los Juegos de París tras lesionarse en la Copa de la Reina | Baloncesto | Deportes

El momento más triste de la vida de Raquel Carrera empezó con una genialidad. Una entrada a canasta que llevaba su sello inconfundible: recibió en una esquina, hizo dos botes, dio tres pasos hacia el aro, zafándose de su defensora, el brazo extendido hacia arriba y dos puntos. Pero la caída fue tan desafortunada que se le fue la rodilla derecha. Su reacción dejó el Palacio de Deportes Carolina Marín de Huelva helado. El público enmudeció y entonces se pudieron escuchar sus quejidos y el llanto que anunciaba una grave lesión. Este viernes, al día siguiente de esta acción, se ha podido conocer el diagnóstico: “Tras las pruebas a las que ha sido sometida esta mañana la jugadora, se ha confirmado que sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha”, exponía el comunicado de su club, el Valencia Basket. No menos de seis meses de recuperación.

Un contratiempo que arruina el final de la temporada con su equipo -está en las semifinales de la Copa de la Reina y defenderá el título de campeón en los playoffs de la Liga- y frustra su presencia en los Juegos Olímpicos de París, del 28 de julio al 11 de agosto. Su lesión, además, llega tres semanas después de que la atleta María Vicente se rompiera el tendón de Aquiles durante la prueba de salto de altura, dentro del pentatlón, en el Mundial de Glasgow.

España, que luchará por una de las medallas en los Juegos, pierde a una de sus referentes, una pívot que se ha convertido, con solo 22 años, en una de las mejores defensoras de Europa en el juego interior y en una mujer que en ataque marca las diferencias cuando el equipo lo necesita. El Valencia Basket no precisó el tiempo de recuperación, pero, por el tipo de lesión, se espera que esté entre los seis y los nueve meses. Un serio contratiempo para una jugadora que ya sufrió una lesión severa en su otra rodilla, la izquierda, con una rotura del menisco que la tuvo alejada del baloncesto entre noviembre de 2021 y abril de 2022.

Carrera es una de las joyas del ambicioso proyecto del Valencia Basket, que ha mimado a su jugadora y ha vigilado estrechamente sus pies exageradamente pronadores, una llamativa inclinación hacia dentro que han intentado corregir con unas plantillas hechas a medida. Ahora le espera una segunda rehabilitación por una lesión de rodilla. La jugadora gallega, de Ourense, tuvo que ver, desconsolada, toda la segunda parte de la eliminatoria contra el IDK Euskotren sentada con la pierna en alto. Al acabar el partido, tanto sus compañeras como las jugadoras del equipo guipuzcoano acudieron a darle ánimos.

La joven pívot española se expresó como lo hacen ahora muchos deportistas, a través de las redes sociales. Raquel Carrera subió un post de Instagram con una foto en blanco y negro de ella de espaldas, con su apellido impreso en la camiseta, y la acompañó del siguiente texto: “Sé lo que viene ahora. Va a ser largo y duro, y no dudo de lo bien acompañada que estaré en el camino. Me ha tocado vivir la parte menos bonita del deporte, pero sé que la afrontaré con ganas. Ahora toca pensar en mí y empezar la cuenta atrás. Gracias a todos por vuestro cariño”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *