jueves, mayo 23

Oklahoma barre a Nueva Orleans y los Lakers caen eliminados ante Denver | Deportes

Los campeones de la NBA repiten la historia. Los Nuggets de Denver han eliminado a los Lakers de LeBron James en cinco juegos y en un agónico último cuarto (106-108). Es el segundo año consecutivo en que los de Los Ángeles caen frente al equipo de Nikola Jokic. Los Nuggets se enfrentarán a Minnesota en las semifinales del Oeste. Este lunes se han impuesto gracias a otro juego épico de Jamal Murray. El canadiense anotó en el segundo juego de la serie el tiro de la victoria mientras sonaba la chicharra. Este lunes ha mandado a los Lakers de vacaciones con un doble encestado tres segundos antes de que se agotara el tiempo.

“Este fue un poco mejor… Ha sido increíble”, ha bromeado Murray después del partido. La estrella de Denver cerró una noche con 32 puntos, 12 de ellos en el último periodo. Fue una gran actuación para alguien que estuvo cerca de ver el quinto encuentro desde la banca. Michael Malone, el entrenador, quiso darle reposo. El escolta había estado en duda por una lesión en la pantorrilla izquierda. Sin embargo, Murray pidió entrar. ¿Quién en la NBA quiere dejar pasar una oportunidad de eliminar a James en unos playoffs?

La suerte cambió para los Lakers en el tercer cuarto. A diferencia de otros partidos de la serie, los angelinos habían logrado frenar la maquinaria ofensiva comandada por Jokic en la primera mitad del juego, cuando se fueron al descanso con tres puntos de ventaja. Los campeones habían jugado los primeros dos cuartos a medio gas, sumando nueve balones perdidos. El serbio estaba adormilado, y el ataque pasaba sobre todo por las manos de Michael Porter Jr. (26 puntos) y el propio Murray.

En una jugada que parecía común, Anthony Davis chocó con Porter Jr. bajo la canasta. El pívot cayó al suelo con cara de dolor y tocándose el hombro izquierdo. Eran malas noticias para los Lakers. Davis había sido el mejor jugador de los Lakers en la serie y este juego no iba a ser la excepción. Había anotado 16 puntos en la primera mitad. Tras la lesión, no obstante, apenas alzó el brazo izquierdo. Los Nuggets aprovecharon este momento para superar a los Lakers 31-23 en puntos.

Con Davis tocado, la responsabilidad cayó, como casi siempre, sobre LeBron James. A sus 39 años jugó 44 minutos. Solo Porter Jr. y Aaron Gordon estuvieron más minutos en la cancha que él. En el tercer periodo, se vio obligado a pisar el acelerador, tirando más triples y penetrando a la canasta con su conocida potencia física. Cerró su última actuación en playoffs rozando el triple doble: 30 puntos, 9 rebotes y 11 asistencias. Austin Reeves anotó 19 puntos.

Si lo de Davis no era suficiente drama para los Lakers, Nikola Jokic despertó en el último partido del encuentro. El serbio demostró nuevamente por qué está en las quinielas para ganar su tercer MVP. Sus canastas de media distancia mantuvieron a su equipo a flote cada vez que Los Ángeles apretaba. También quedó cerca de un nuevo triple doble con 25 puntos, 20 rebotes y 9 asistencias.

Un enfrentamiento entre Jokic y Anthony Davis se convirtió en la jugada polémica de la noche. Los árbitros marcaron falta defensiva del pívot, pero este dijo sin titubear a Darvin Ham que pidiera la revisión. El entrenador de los Lakers accedió y fue un acierto, pues la jugada se cambió a un tapón para Davis. A pesar de esto, el desafío le costó a los Lakers su último tiempo fuera, por lo que tuvieron que armar una jugada tras el tiro final de Murray con solo tres segundos y armando desde su canasta. Los Lakers, sin embargo, no se van a casa con las manos vacías. En diciembre ganaron la primera Copa de la NBA.

Gilgeous-Alexander frente a los Pelicans.Gerald Herbert (AP)

OKC barre a los Pelicans

El equipo más joven de los playoffs, el Oklahoma City Thunder, ha avanzado a las semifinales del Oeste después de barrer a los Pelicans de Nueva Orleans (97-89) en el cuarto juego de la serie. El Thunder ha mostrado por qué quedó en la primera posición de la conferencia, por encima de los Nuggets. Ahora se verán las caras con el ganador de la serie entre los Clippers de Los Ángeles y los Dallas Mavericks de Luka Dončić, que actualmente está empatada 2-2.

Oklahoma mostró de visita en Nueva Orleans un despliegue del juego coral, equilibrado en el ataque y la defensa, que ha hecho de Mark Daigeneault el coach del año. Jalen Williams y Shai Gilgeous-Alexander anotaron 24 puntos cada uno. Chet Holmgren y Josh Giddey sumaron 14 tantos en sus cuentas personales. Es el primer triunfo de la franquicia en una serie de playoffs desde 2016.

Los Pelicans habían dado la batalla en casi todo el juego. Llegaron ir arriba en el marcador por ocho puntos al inicio del último cuarto, pero el Thunder comenzó a apretar en la defensa y presionar al ataque de los Pelicans, quienes cedieron 19 puntos en los últimos minutos. Giddey empató el partido con un triple tras un rebote recuperado por Gilgeous-Alexander.

La derrota ha dejado un sabor amargo en Nueva Orleans. Los Pelicans fueron eliminados el año pasado en el Play In por el Thunder, quienes han repetido este año en su papel de verdugos. La eliminación ha sido más dolorosa porque llegó después de que Nueva Orleans mostrara un gran nivel frente a Sacramento para colarse en la postemporada.

Los Pelicans han naufragado sin su gran estrella, Zion Williamson, quien no compareció frente a OKC por una lesión. Sin este fenómeno en el ataque, la responsabilidad recayó en CJ McCollum y Brandon Ingram, quien hoy falló 12 de 14 puntos y encestó solo 8 puntos, cuando su media en la temporada era de 20,8. La falta de poderío se ha notado a lo largo de la primera fase. Nueva Orleans tuvo un promedio de 89 puntos por partido en la serie. Es un nivel lejano para quien aspira al título.

El Heat, al borde de la eliminación

Miami está cada vez más lejos de repetir la hazaña del año pasado. El subcampeón de la NBA está al borde de la eliminación tras ser derrotado en casa por los Celtics (102-88). Derrick White tuvo una noche inolvidable al conseguir un récord personal anotando 38 puntos para los de Boston (16 en el primer cuarto). El equipo se coloca 3-1 en la serie y espera poder cerrar este capítulo, y de paso una importante venganza de la eliminación de 2023, con un juego en casa.

Además de la actuación de White, Jayson Tatum colaboró a la victoria con 20 puntos y 10 rebotes. Le siguió Jaylen Brown, quien tuvo 17 en su cuenta personas. Los Celtics, no obstante, sufrieron una baja considerable cuando el ala pívot letón, Kristaps Porzingis, abandonó el juego con una lesión en la pantorrilla derecha.

Se ve difícil que el Heat pueda remontar. A pesar de que el año pasado se hizo una reputación cortando la cabeza de todos los favoritos, excepto Denver, el octavo del Este tiene frente a sí un panorama muy distinto. Jimmy Butler sigue lesionado de la rodilla y Terry Rozier tampoco jugó por tensión en el cuello.

La falta de sus titulares se notó de nuevo en la falta de poder en la ofensiva. El juego pasado anotaron solo 84 puntos y hoy solo convirtieron 88 gracias a Tyler Herro (19) y Caleb Martin (18). Por si fuera poco, el rookie Jaime Jaquez Jr. tuvo que abandonar la cancha en el segundo cuarto tras sentir molestias en la pierna.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_