sábado, abril 13

Macron denuncia que el embajador de Francia en Níger es “rehén” de la junta militar | Internacional

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha denunciado este viernes que embajador de Francia en Níger, Sylvain Itté, es “rehén” de la junta militar que gobierna este país desde el golpe de Estado del 26 de julio. Los militares nigerinos retiraron tras el golpe la inmunidad diplomática al embajador y lo declararon persona non grata. Macron decidió mantenerlo, pues no reconoce a la Junta y sigue considerando legítimo al presidente depuesto, Mohamed Bazoum.

“En el momento en que les hablo, tenemos a un embajador y a los miembros diplomáticos que, literalmente, son rehenes en la Embajada de Francia”, dijo Macron a la prensa durante una visita al departamento de Côtes-d’Or. “Se les impide el suministro de alimentos, comen con raciones militares. Siguen ahí porque simplemente Francia considera, al apoyar la democracia y al considerar que no hay doble vara de medir con África, el presidente Bazoum, retenido como rehén en su casa, es el presidente legítimamente elegido”.

El presidente explicó que el embajador Itté “ya no tiene la posibilidad de salir, es persona non grata y se rechaza que pueda alimentarse”. Respecto a la posibilidad de que se decida repatriarlo, Macron respondió: “Haré lo que convengamos con el presidente Bazoum porque es la autoridad legítima”.

Macron pronunció estas palabras en respuesta a una pregunta sobre una polémica por una circular del Gobierno que llamaba a suspender la cooperación cultural con Níger, Burkina Faso y Malí, países donde en los últimos años ha habido golpes de Estado hostiles a Francia. El presidente declaró que Francia seguirá acogiendo a artistas de estos países, pero indicó que, si se deniegan visados a artistas locales en casos como el de Níger, es porque la Embajada no está operativa.

Las palabras de Macron son una denuncia y a la vez una descripción de una situación que se degrada día a día. Cuando los militares retiraron la inmunidad diplomática de Itté, en París ya se contemplaba el escenario de un embajador y su equipo aislados en la embajada. Las declaraciones también indican que el presidente francés mantiene el pulso con la junta de Níger, un mes y medio después del golpe, y rechaza reconocer a la junta como Gobierno legítimo.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *