jueves, mayo 23

La UE y EE UU se plantean ampliar las sanciones a Teherán por los ataques a Israel del sábado | Internacional

Estados Unidos y la Unión Europea prevén ampliar las sanciones sobre Irán por el ataque contra Israel de este sábado. En Washington, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha indicado que la Administración del presidente Joe Biden aprovechará el cónclave anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) para coordinar posiciones con sus aliados e imponer restricciones adicionales contra Teherán “en los próximos días”. En Bruselas, los ministros de Exteriores de los Veintisiete han encargado este martes en una reunión de urgencia a los servicios jurídicos de la Unión una pauta para endurecer el régimen de restricciones impuesto ya a Teherán durante los últimos años.

La Unión no contempla nuevas sanciones tras el lanzamiento de cientos de drones y misiles en respuesta al ataque a su consulado en Damasco atribuido a Israel y en el que murieron destacados mandos militares iraníes, pero sí ahondar en las que ya existen, como a la industria de misiles y drones de Teherán —ya en la lista negra por suministrar estas aeronaves no tripuladas a Rusia para sus ataques sobre Ucrania— y contra el suministro de ese material a sus aliados, como Hezbolá, en Líbano, o los hutíes de Yemen, en los que Irán se apoya para desestabilizar la región.

Además, el club comunitario estudiará la base legal para declarar a la Guardia Revolucionaria iraní como “organización terrorista” en la Unión Europea, ha explicado el alto representante para Política Exterior de la UE, Josep Borrell; algo para lo que hace falta la unanimidad de los Veintisiete y que, de momento, cuenta con reticencias. Fuentes estadounidenses también han apuntado la posibilidad de designar a la Guardia Revolucionaria iraní como organización terrorista, tal y como exige Israel, que reclama castigos mucho más severos para su país enemigo.

Yellen: “No adelantamos detalles”

Yellen, por su parte, no ha indicado si EE UU podría imponer sanciones nuevas contra la república islámica o se limitaría a ahondar en las que ya existen. “No adelantamos detalles de las sanciones antes de anunciarlas. Pero en las conversaciones que he mantenido, todas las opciones para interrumpir la financiación terrorista de Irán siguen estando sobre la mesa”, apuntaba en una rueda de prensa en el margen de las reuniones del FMI y el BM, donde participan la mayor parte de ministros de Economía y Finanzas de mundo.

La secretaria del Tesoro sí apuntó que entre las posibilidades que se estudian está la de aumentar los controles para evitar que Teherán pueda evadir las sanciones que ya pesan sobre su sector petrolero desde la era del presidente Donald Trump. Aunque la Administración demócrata ha tratado de cerrar vacíos legales para impedir que Irán incumpla los vetos, mediante sanciones a empresas que colaboran con el régimen islámico, ese país continúa logrando exportar parte de su producción, y tiene en China a uno de sus principales clientes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Los Veintisiete quieren dar una señal a Teherán de que el ataque es intolerable mientras envían a la vez un mensaje a Israel para que contenga su posible respuesta tras la acción del sábado, que no causó muertos. La UE busca ante todo una desescalada. “En Oriente Próximo están al borde del abismo, de un precipicio muy profundo y tenemos que alejarnos de él”, ha alertado Borrell tras la reunión de ministros de Exteriores por videoconferencia. “Hay que evitar que la siguiente acción conduzca a una mayor tensión y provoque una mayor respuesta, más intensa, y a una guerra regional”, ha añadido el jefe de la diplomacia europea.

A este respecto, el club comunitario se mueve en un equilibrio muy complicado, ya que no quiere cortar los lazos y canales diplomáticos con Irán para tratar de jugar un papel en la desescalada. Desde Berlín, la ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, ha lanzado un mensaje de tranquilidad, y ha pedido no correr a la hora de aprobar nuevas sanciones. “Casi ningún otro país está más fuertemente sancionado que Irán”, ha dicho la política de Los Verdes sobre las reclamaciones de Israel de más restricciones.

El ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi y su homóloga de Alemania, Annalena Baerbock, durante su encuentro en Berlín este martes.

Liesa Johannssen (REUTERS)

La mayoría de los Estados miembros están de acuerdo en ampliar las sanciones que la UE mantiene sobre la industria de defensa de Irán y sobre los grupos con los que tiene relaciones en toda la región. La Unión tiene también importantes restricciones sobre Teherán por sus violaciones de los derechos humanos, como por la muerte de la joven Mahsa Amini, bajo custodia de la policía de la moral tras haber sido detenida por llevar el velo “de forma inapropiada”, y por suministrar drones a la maquinaria rusa de guerra. Sin embargo, este régimen de sanciones no ha dado demasiado resultado por el momento.

Ahora, además, Estados miembros como Suecia, República Checa y Países Bajos han planteado también incluir a la Guardia Revolucionaria de Irán en la lista de organizaciones terroristas de la UE. Algo que el Parlamento Europeo había reclamado ya en otras ocasiones para esa organización paramilitar a la que la UE atribuye la durísima represión directa, uso de munición contra protestas y empleo de la fuerza con resultado de muerte de manifestantes.

Sin embargo, no hay consenso: socios, como Francia y en los últimos días Alemania, se han mostrado reticentes. Además, para esa inclusión hay pautas establecidas, ha apuntado Borrell en una conferencia de prensa este martes, en la que ha explicado que para ello un Estado miembro o autoridad nacional debe haber adoptado una decisión que demuestre que hay actividades terroristas con participación de Guardia Revolucionaria como organización terrorista, antes de poder incluirse en la lista europea. De momento esto no se ha producido, ha remarcado Borrell, que pedirá a los servicios jurídicos de la UE identificar algún tipo de iniciativa que sirva de “base legal” para esa iniciativa. “De momento carecemos de esa base legal”, ha añadido el jefe de la diplomacia europea.

La UE quiere dar así una respuesta coordinada al ataque con misiles y drones de Irán sobre Israel del pasado sábado. Se muestra especialmente preocupada por la posibilidad de que la escalada regional se extienda al Líbano, un país que ya está en una situación muy turbulenta y sopesa incluso aumentar la ayuda económica, sobre todo para programas de acogida de refugiados.

Tras la reunión de ministros de Exteriores de los Veintisiete este martes, los jefes de Estado y de Gobierno se reunirán el miércoles por la tarde y el jueves en Bruselas y debatirán sobre cómo puede la UE contribuir a rebajar la tensión. “El Consejo Europeo pide a Irán y sus representantes que cesen por completo sus ataques e insta a todas las partes a ejercer la máxima moderación y abstenerse de cualquier acción que pueda aumentar las tensiones en la región”, dice el borrador de las conclusiones de la cumbre al que ha tenido acceso EL PAÍS.

Berlín pide calma

Tras reunirse en Berlín con el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, Baerbock ha informado de que las relaciones con Irán se han reducido al mínimo y no solo desde el fin de semana. “Por supuesto, esta nueva escalada militar tiene ahora más consecuencias”, ha declarado.

“Como UE hemos acordado diferentes regímenes de sanciones en los últimos años, siempre, por supuesto, sobre la base de nuestro Estado de derecho, sobre la base de nuestras normas comunes dentro de la UE”, ha explicado, recordando la campaña hecha por Alemania junto a otros países como Francia a favor de sanciones más duras contra la producción iraní de aviones no tripulados.

“Obviamente, no todo el mundo se ha dado cuenta de cuántas sanciones pesan ya sobre Irán y, por tanto, de cuántas sanciones diferentes de la UE pesan ya sobre la Guardia Revolucionaria”, ha dicho, al mismo tiempo que ha señalado que la propuesta para incluir a la Guardia Revolucionaria en la lista de terrorismo debe ser examinada jurídicamente y que además requiere unanimidad en el seno de la UE.

La jefa de la diplomacia alemana ha insistido en la necesidad de no actuar arbitrariamente, sino “con la cabeza fría”. “Y por eso no basta con decir simplemente que tenemos que seguir sancionando, cosa que sin duda haremos, sino que tenemos que examinar muy de cerca qué personas han sido incluidas en la lista, qué personas pueden ser añadidas a la lista y bajo qué regímenes de sanción”, ha agregado.

Asimismo, la política de Los Verdes ha advertido a Irán de que está “jugando con el destino de todos los pueblos de Oriente Próximo” y ha recordado que se trata de “una pérfida estrategia contra la seguridad de Israel”, que ha llevado a toda la región “al borde del abismo”.

Baerbock se reunirá el miércoles en Israel con el primer ministro Benjamín Netanyahu para discutir los próximos pasos tras el ataque de Irán. El objetivo principal es evitar una escalada del conflicto “con más y más violencia” y también lograr “un aumento significativo” de la entrada de ayuda humanitaria en la franja de Gaza. Alemania trabaja para que “el corredor jordano aumente el flujo de ayuda a la población de Gaza sin comprometer la seguridad de Israel y que puedan entrar hasta 100 camiones al día”, ha declarado. Para ello, reclama “rutas seguras por las que los camiones también puedan entrar” y “garantías de seguridad” para asegurar que los ataques como el que sufrió World Central Kitchen, la ONG del chef José Andrés, no vuelva a ocurrir.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Jordania ha recordado que la ayuda humanitaria no llega a la franja de Gaza porque Israel no deja que entre. “Es muy importante poner fin a la hambruna, proteger a más personas, mujeres y niños”. En su opinión, se trata de adoptar “una postura decidida tanto en contra de Irán como del Gobierno israelí para evitar una conflagración”. Y ha pedido poner fin a un “claro doble rasero” a la hora de actuar contra una “violación sin precedentes del derecho internacional” en Gaza. “Cuando decimos que Irán no debe escalar más, también debemos abordar el hecho de que Israel debe poner fin a la guerra”, ha enfatizado. “Si realmente nos tomamos en serio la paz, tenemos que ver que Israel también está violando el derecho internacional humanitario y debemos aplicar las mismas normas”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_