viernes, abril 12

La SEPI inicia las compras de Telefónica y aflora un 3% del capital de la teleco | Empresas

Fachada de la sede de Telefónica en Madrid (España).EDUARDO PARRA (Europa Press)

El Estado vuelve a ser accionista de Telefónica 26 años después. En un momento de máxima tensión, tras el anuncio de la saudí STC de que se hacía con el 9,9% del capital (5% por vía directa y 4,9% mediante derivados), el Gobierno replicó dando la orden a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para que comprase otro 10%. Un desembarco en la compañía de telecomunicaciones que el Estado ya ha puesto en marcha. Según ha comunicado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la SEPI ya tiene un 3% del capital de la teleco —solo está obligado a comunicar su participación cuando rebasa esa barrera—. Esto supone el abono de unos 700 millones de euros.

El Estado anunció a finales del año pasado su intención de hacerse con un 10%, por lo que esto forma parte de las compras para llegar a ese nivel. Estas adquisiciones se han sucedido durante días, aunque no ha sido hasta este lunes cuando lo ha comunicado. Una notificación que ha llegado solo una hora después de que CaixaBank, uno de los accionistas de referencia de la operadora, haya anunciado la reducción de su participación desde el 3,510% hasta el 2,510% tras la venta de una cobertura financiera en las últimas semanas. “No hay ninguna relación con lo de CaixaBank, es una coincidencia”, sostienen fuentes de la SEPI.

“La Sociedad Estatal ha alcanzado el 3%, comunicando la adquisición de participaciones significativas al alcanzar el umbral que prevé la normativa sobre la materia”, ha explicado la firma pública en una nota en la tarde de este lunes. De esta forma, el organismo está en proceso de dar cumplimiento a lo ordenado por el Consejo de Ministros del pasado mes de diciembre, que fijó el objetivo de alcanzar como máximo un 10% del capital.

Telefónica, por su parte, indica que la compra de un paquete accionarial por parte de la SEPI es la confirmación del anuncio realizado el pasado 19 de diciembre. “No tenemos más información al respecto. En todo caso, el interés de por Telefónica demuestra que es una compañía líder, estratégica y atractiva no solo en el ámbito de las telecomunicaciones, sino también en el desarrollo del conjunto de la nueva era digital, tanto en España como en el plano internacional. Desde Telefónica seguiremos enfocados en la ejecución del plan estratégico 2023-2026 para seguir creando valor para los accionistas y procurar el mejor servicio a los clientes”, explican fuentes de la compañía.

Por la parte del banco, en su comunicado de este lunes comunica su decisión de “liquidar parcialmente una cobertura sobre un 1,957% de su participación de 3,510% en Telefónica mediante la entrega de un 1% de la participación”. Es decir, su participación se reduce al 2,510%. La entidad financiera, que ha sido accionista histórico de Telefónica junto al BBVA, ya recortó su presencia en la operadora a finales de septiembre de 2022. “Entonces hicimos la misma operación”, inciden fuentes de la entidad. En aquel caso, se pasó del 4,495% hasta el 3,495%. Fuentes conocedoras de la operación añaden que la operación la ha llevado a cabo un banco de inversión y que han comprado diferentes inversores. Esto es, no ha ido a parar a la SEPI.

La semana pasada, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, se mostró convencido de que la presencia del Estado en el capital de la operadora no cambiará la gestión de la compañía. “El Estado será absolutamente respetuoso como lo es como accionista de CaixaBank”, señaló el ejecutivo. El grupo estima que la operación “no tendrá impacto material en la cuenta de pérdidas y ganancias ni en la ratio CET1 [el capital de máxima calidad]″.

Eso sí, tras el recorte de su presencia en la teleco, el banco pierde peso frente a los principales socios en el capital, aunque lo suele compensar Criteria con nuevas compras. De hecho, el grupo en su conjunto suele mantener su peso en Telefónica a través de su brazo inversor, el holding que gestiona el patrimonio de la Fundación Bancaria La Caixa. “No hemos cambiado nuestra estrategia sobre Telefónica y vamos a seguir incrementando nuestra posición”, esgrimen fuentes del organismo.

Otras fuentes cercanas al banco añaden que Criteria no ha parado de comprar en las últimas semanas. “Sigue la misma idea: ellos bajan su participación y nosotros la subimos”, inciden fuentes cercanas a la fundación. A lo largo del mes de marzo, Criteria Caixa ha adquirido un paquete de 5,5 millones de acciones de Telefónica a través de 18 operaciones de adquisición, según los registros remitidos a la CNMV. En concreto, ha invertido 21,38 millones de euros en títulos de la teleco a un precio de entre 3,81 euros y 4 euros por acción. Su participación ronda el 2,56%, según la web de Criteria. Otros accionistas de Telefónica son la saudí STC, con el 9,9%; BBVA, con un 4,839%; BlackRock, con el 4,807%, y SEPI, el 3%, según las cifras del supervisor de los mercados. Mientras que la SEPI, cuando concluya sus compras, se situaría como primer accionista si alcanza el 10%, y superaría entonces a Saudi Telecom Company (STC), controlada por el fondo soberano de Arabia Saudí.

Sin noticias de STC

Tras algo más de seis meses del anuncio de STC, todavía se desconoce qué hará sobre su entrada en el capital. La firma saudí comunicó la adquisición de un 9,9% de las acciones, un 5% por vía directa y un 4,9% a través de derivados. La adquisición se tejió durante meses en secreto y pilló desprevenido hasta al propio presidente de la compañía, Jose María Álvarez Pallete, que estaba de viaje. También cogió a contrapié al Gobierno, que en virtud del escudo antiopas y debido a los contratos de Telefónica con el Ejército, tiene el as bajo la manga de poder vetar la transacción.

Desde entonces, la teleco saudí ha adoptado por un perfil bajo. En un principio afirmaban que pedirían pronto la autorización gubernamental, y que tenían avanzada la documentación. Pese a ello, dicho expediente no llega al ministro de Economía, Carlos Cuerpo, ni a la de Defensa, Margarita Robles, encargados de pilotar el proceso. Desde el entorno de la compañía no se mueven de un escueto: “Nuestros planes siguen adelante tal y como estaban previstos”.

Meses de silencios e incógnitas, como explicó Pallete en la última presentación de resultados. “No hay noticias ni de STC ni de la SEPI. Los accionistas minoritarios dan estabilidad a la acción de Telefónica”, dijo entonces. Hace un mes se llegaron a reunir las cúpulas de la teleco española y la saudí para abordar la adquisición y la posible entrada de STC en el consejo de administración, pero todavía se desconoce si contará con el plácet del Gobierno.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Economía y empresas

El análisis de la actualidad económica y las noticias financieras más relevantes

Recíbela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *