jueves, mayo 23

José Luis Bonet (Cámara de Comercio de España): “El déficit público no es excesivo, pero debemos reconsiderar hacia dónde van los impuestos” | Economía

Claro y directo ha sido el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, sobre el futuro de Europa, el papel del turismo en la economía nacional, la importancia de las pymes en el tejido productivo y las elecciones catalanas del próximo 12 de mayo. Durante un encuentro celebrado este martes en Madrid y organizado por la Confederación Española de Directivo y Ejecutivos (CEDE), el dirigente de esta institución se ha mostrado preocupado por la incertidumbre económica a causa de la guerra de Ucrania, de la cual, en sus palabras, “el principal perjudicado es Europa”. Cree que España sigue a buen ritmo gracias al turismo. “No podemos seguir la senda recesiva de países como Alemania o Francia”, ha alertado.

“El turismo es vital en la economía española, pero tapa el resto de sectores que nada tienen que ver con ello. Esto no nos deja ver que muchas pymes sufren a causa de la inestabilidad económica del país. Menos mal que existe la herramienta Europa que con los fondos Next Generation está mejorando y fortaleciendo el tejido productivo para hacernos mucho más productivos”, ha señalado.

Bonet ha felicitado a las empresas por hacer un gran trabajo y seguir aguantando las embestidas que ha sufrido la economía. A pesar de ello, ha afirmado que “España no está especialmente mal porque el déficit público no es excesivo, pero la inflación ha hecho mucho daño a las rentas de la gente y de las empresas”. Sobre la manera en que el Gobierno gestiona los impuestos, el expresidente de Freixenet ha dicho: “España tiene que hacer una reconsideración de hacia dónde van nuestros impuestos y en qué se gasta el dinero”.

“El primer reto que tiene que afrontar España es el nivel de seguridad, tanto física, como institucional y judicial”, ha añadido Bonet. Defiende que gran parte del turismo que recibe España es porque es un país seguro y atractivo. Otro de los retos en los que ha incidido el presidente de la Cámara de Comercio es el reto demográfico ante la falta de nacimientos que hay en el país. “Hay que procurar que los hijos de los inmigrantes se acoplen a la sociedad, ya que muchos de ellos vienen sin estudios”. Bonet ha abogado por un pacto de Estado centrado en la educación y que uno de sus puntos fuertes sea potenciar la universidad pública “porque si no va a entrar en decadencia”. “Los empresarios deberían trabajar como profesores en la universidad sin cobrar por hacerlo; mientras que los profesores que se dedican a la universidad las 24 horas deberían trabajar en alguna empresa al menos durante un mes al año, y ya veréis que algunos no se hacen antisistema”.

Bonet también ha opinado sobre la entrada del Estado en empresas españolas, como el caso reciente con Telefónica: “Si es para ayudar me parece bien, si es para invertir ya no me gusta esa idea”. Durante su intervención, el empresario ha felicitado al presidente de CriteriaCaixa, Isidro Fainé, y al consejero delegado de la compañía, Alfonso Simón, por dar un paso adelante para alcanzar el 5% de Telefónica. “Me parece una buena decisión”, ha destacado.

La eliminación de las golden visa es algo “demagógico”

Sobre la medida anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este lunes en el municipio de Dos Hermanas (Sevilla) de eliminar las golden visa, un mecanismo aprobado durante el mandato de Mariano Rajoy que permite conceder permisos de residencia a extranjeros que inviertan más de 500.000 euros en una vivienda en España sin contar las cargas ni hipotecas, el presidente de la Cámara de Comercio ha apuntado que “es un gesto demagógico”: “Cuando hay rumores de guerra hay gente que huye de manera sistemática y se buscan segundas residencia. España se ha convertido en el lugar de veraneo de millones de europeos y reducir las oportunidades de que venga inversión extranjera me parece desacertado”.

“Los catalanes se han dado cuenta de que con el independentismo les han engañado”

Las elecciones catalanas están a la vuelta de la esquina y Bonet cree que el candidato del PSC, Salvador Illa, será quien las gane, aunque le gustaría que sea el PP quien consiga una mayor representación en la región. “Cataluña y España han perdido 10 años, pero este tiempo se puede recuperar porque su economía aún no ha colapsado. Mi impresión es que en este momento hay desinflamación y la gente se ha dado cuenta de que les han engañado. Les prometieron el cuento de la lechera cuando el botijo estaba roto”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal