jueves, mayo 23

Indra se dispara un 10% en Bolsa tras elevar un 40% su beneficio neto en el primer trimestre | Empresas

Indra mantiene en 2024 la tendencia positiva con la que cerró el ejercicio 2023. La compañía tecnológica cerró el primer trimestre de su año fiscal con un beneficio neto de 61 millones de euros, lo que supone elevar en un 40% la rentabilidad que obtuvo en el mismo periodo del año pasado, según los resultados que ha presentado este lunes ante la CNMV.

Una mejoría que vino acompañada de un significativo crecimiento de la facturación, del 22% hasta los 1.118 millones de euros, una cifra récord para un primer trimestre y con todas las divisiones alcanzando crecimientos de doble dígito. Algo que dispara su cotización cerca de un 10% en el arranque de la sesión bursátil.

La división que mayor incremento registró fue la de gestión del tráfico aéreo, con un alza del 63% de los ingresos hasta 117 millones de euros, apoyada principalmente por la integración de la compañía británica Park Air, cuya adquisición cerró el pasado otoño; y la de Selex en EE UU, firmada en el segundo trimestre del pasado año.

El área de defensa, foco prioritario de la compañía en su nuevo plan estratético, aumentó su facturación un 56% en el primer trimestre, hasta 191 millones, gracias al impulso del programa FCAS, el programa europeo del que es coordinardor. Su ebitda mejoró un 51,4%, hasta 37 millones, el 31% del total.

El mayor generador de ingresos y rentabilidad de Indra sigue siendo su división tecnológica, Minsait, sobre la que planea una venta de una participación mayoritaria. Sus ventas crecieron un 11,5% hasta 731 millones, el 65% del total con un fuerte tirón de la división de administraciones públicas y sanidad, que mejoró un 35%. El ebitda mejoró un 10% hasta 55 millones, el 47% del total.

Sobre la posible venta, el consejero delegado de Indra, José Vicente de los Mozos, ha pedido tiempo: “Si hiciese caso a todos los rumores, no podría trabajar”, ha dicho en conferencia de analistas. “Buscamos un socio para Minsait. Estamos analizando los negocios menos prioritarios. Hay que ser pacientes. Dennos tiempo, por favor, está bajo control. Tenemos un calendario y sabemos a dónde queremos llegar en los próximos meses”, ha añadido.

Sobre posibles adquisiciones, y más en concreto la de Hispasat, en el foco de Indra para impulsar su nuevo negocio satelital, De los Mozos ha insistido en lo dicho hace dos meses, cuando la compañía presentó su plan estratégico. “Hispasat es una opción, pero no la única. Ahora estamos en discusión con varias compañías dentro de la cadena de valor del sector. Todo dependerá de las conversaciones que tendremos con diferentes empresas de Europa y EE UU en los próximos meses”, ha añadido.

Plan estratégico

Son los primeros resultados de la empresa después de que a principios de marzo presentase su nuevo plan estratégico, bautizado como Leading the future, y en el que se puso como meta la compañía se pone la meta de liderar el ecosistema español de defensa en menos de 10 años, un sector sobre el que impulsará su crecimiento: Indra tiene el objetivo de alcanzar los 6.000 millones de facturación en 2026, un 40% más que el récord que alcanzó en 2023, y dispararse hasta los 10.000 en el año 2030.

Sobre el desempeño en el primer trimestre, la compañía ha precisado que el tipo de cambio restó 7 millones de euros a los ingresos del primer trimestre, principalmente por la depreciación de las divisas en Argentina y Chile. Por otra parte, el margen operativo llegó al 9,3%, frente al 8,3% del primer trimestre de 2023. El ebit creció un 38,5%, hasta los 90 millones de euros.

El flujo de caja libre ascendió a 68 millones de euros al finalizar marzo, “gracias a la mayor rentabilidad operativa y a la mejora de la variación de capital circulante”, según la empresa. La deuda neta al cierre del primer trimestre era de 89 millones de euros, por debajo de los 107 millones con los que cerró el pasado ejercicio.

Por su parte, la cartera de pedidos finalizó el trimestre en 7.199 millones de euros, un 6% más que un año antes, impulsada por Minsait y los contratos de tráfico aéreo, mientras que la contratación neta se incrementó un 12%, con alzas en todas las divisiones salvo Movilidad.

La compañía ha confirmado sus objetivos para 2024, consistentes en alcanzar una cifra de ingresos en moneda local superior a los 4.650 millones de euros, un ebit reportado mayor de 400 millones de euros y un flujo de caja libre por encima de los 250 millones de euros. “Hemos comenzado con paso firme la puesta en marcha de nuestro plan estratégico, siendo nuestro primer hito la aprobación por parte del consejo de administración de la creación de Indra Espacio, entidad que será la piedra angular de nuestras actividades en el negocio espacial. Son unos resultados trimestrales sólidos y un primer pequeño paso para la ejecución de nuestra estrategia”, ha destacado el presidente de Indra, Marc Murtra.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Apúntate!