sábado, abril 13

Estas son las novedades de la declaración de la renta: duración, reducción de cargas impositivas, autónomos | Economía nacional e internacional

A falta de dos semanas para que dé comienzo el periodo de presentación de la declaración de la renta 2023-2024, las asesorías fiscales comienzan a ponerse en marcha ante una de las campañas más largas de los últimos años. Este año, la Agencia Tributaria pondrá a disposición de los 23 millones de contribuyentes el borrador de su declaración desde el miércoles 3 de abril (ocho días antes que la anterior campaña, que arrancó el día 11) hasta el 1 de julio por primera vez, frente al cierre habitual del 30 de junio, por lo que tendrán más días para cumplir con sus obligaciones tributarias.

La ampliación de este periodo no es el único cambio que presenta esta campaña. De hecho, el Ministerio de Hacienda y Función Pública presentó hace meses un paquete de medidas fiscales “orientado a la justicia social y la eficiencia económica” en el que una de las principales medidas será la reducción por rendimientos del trabajo sobre sueldos brutos entre 15.000 y 21.000 euros. Según cálculos del Gobierno español, esta medida supondrá una rebaja para el 50% de los trabajadores, y conllevará un ahorro de 1.881 millones de euros. También habrá un aumento en la base del ahorro para rentas superiores a 200.000 y 300.000 euros, que pasarán de tributar al 26% a hacerlo al 27% y 28% respectivamente.

Además, no estarán obligados a declarar los contribuyentes que perciban rentas del trabajo de más de un pagador si la suma de dichos rendimientos no supera los 15.000 euros, a diferencia de los 14.000 euros anteriores.

Cambios para los autónomos

Quienes más cambios experimentarán serán los autónomos, que estarán obligados a presentar su declaración independientemente de que no cumplan los ingresos mínimos, tal y como refleja el Real Decreto-Ley 13/2022 que establece el nuevo sistema de cotización para los trabajadores por cuenta propia. Hasta la fecha, solo tenían que declarar IRPF aquellos que hubieran obtenido unos beneficios superiores a los 1.000 euros anuales. El ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones estimó en 2023 que había más de 200.000 trabajadores por cuenta propia que no presentaban la declaración de IRPF que, ahora, estarán obligados a hacerla.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023, prorrogada por el Gobierno tras la convocatoria electoral en Cataluña, contempla la rebaja adicional en el IRPF del 5% en el rendimiento neto de módulos, lo que permitirá que 577.688 autónomos se ahorren 68 millones de euros, según previsiones del Ejecutivo.

Además, los trabajadores por cuenta propia que tributan por estimación directa simplificada aplican actualmente una reducción automática del 5% del rendimiento neto con un importe máximo anual de 2.000 euros. Esto incluye los conocidos como gastos deducibles de difícil justificación, cuyo porcentaje de reducción se elevará hasta el 7%, reduciendo la factura fiscal en 116 millones de euros para casi un millón de trabajadores por cuenta propia.

“La declaración de este año acarrea cambios sustanciales para la ciudadanía española, pero especialmente para los autónomos”, ha explicado este jueves Enrique García, CEO de TaxDown. García ha aprovechado también para destacar la importancia de comprobar el borrador, ya que “debemos asegurarnos de incluir todas las deducciones a las que tenemos derecho. Puede que Hacienda tenga que devolvernos 1200 euros y estemos aceptando solo 200 por no revisar la declaración”, ha concluido.

Deducción en vehículos eléctricos

En el ámbito de las deducciones, este año hay una nueva deducción estatal por compra de vehículos eléctricos enchufables aplicable a todos los coches que se hayan comprado desde el 30 de junio de 2023 y en la que los contribuyentes se pueden deducir el 15% del valor de adquisición.

En las comunidades autónomas, hay numerosos cambios: de las más de 250 deducciones autonómicas, 45 sufren cambios, se eliminan 7 y hay 16 nuevas. En Madrid hay seis nuevas este año: por cuidado de ascendientes; por pago de intereses de préstamos a estudios de grado, máster y doctorado (hasta este año, solo Cataluña tenía esta deducción); por gastos derivados del arrendamiento de viviendas; por el pago de intereses de préstamos para la adquisición de vivienda a jóvenes menores de 30 años; por adquisición de vivienda habitual por nacimientos de hijos: por obtención de la condición de familia numerosa general o especial.

Además, Madrid llevará a cabo una nueva deflactación del IRPF por segundo año consecutivo. Se aplicará un 3,1% a todos los tramos del IRPF, el mínimo personal y familiar, y las deducciones ya existentes sobre el mismo, así como los límites de renta para poder acceder a ellas.

Otras comunidades autónomas que también han anunciado deflactaciones en sus tramos de IRPF para este año son Aragón y las comunidades forales de País Vasco y Navarra.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *