lunes, julio 15

Endesa reduce a la mitad su beneficio entre enero y marzo por el fin de la crisis de precios | Empresas

Endesa reduce a la mitad su beneficio entre enero y marzo por el fin de la crisis de precios | Empresas
El consejero delegado de Endesa, José Bogas, en la última junta de accionistas de la eléctrica.FERNANDO VILLAR (EFE)

La segunda eléctrica española por número de clientes, Endesa, se anotó un beneficio de 292 millones de euros entre enero y marzo. La cifra es un 51% menor a la registrada en el mismo periodo del año pasado, cuando logró unas ganancias históricas de 594 millones tras duplicar su margen en el mercado libre de la luz y sextuplicar el del gas. También queda por debajo de los 338 obtenidos en los tres primeros meses de 2022, cuando la crisis energética daba sus primeros coletazos.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo, por su parte, en un 26% hasta los 1.079 millones, según las cifras remitidas a primera hora de la mañana de este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con todo, la planta noble de Endesa considera que tanto el Ebitda como el beneficio neto ordinario están en línea con sus previsiones para el conjunto del año: entre 4.900 y 5.200 millones de euros en el primer caso; entre 1.600 y 1.700 en el segundo.

La mayor contracción se da en generación convencional (en centrales de gas, de carbón o nucleares), donde su beneficio bruto de explotación cae en 559 millones, hasta los 293: un 66% menos. Las cifras del área, subraya la dirección de Endesa, contrastan con el “extraordinario contexto de mercado” del año pasado. “Son resultados acordes con un contexto de mercado más racional. Se ha confirmado la esperada normalización del negocio térmico y de gas”.

El Ebitda de su área de generación renovable creció, en cambio, un 13%, hasta los 247 millones. Y el de la rama de comercialización de energía se disparó un 74%, hasta los 256 millones, con un “sólido” margen en el mercado libre de la luz. En redes, por último, el avance fue del 8%, hasta los 486 millones. Con todo, la energética se une al coro de voces de las energéticas que en los últimos tiempos han urgido al Gobierno español a “mejorar la retribución de los negocios regulados”, como las redes, “para hacer posible la transición energética”.

El flujo de caja, una variable particularmente importante a ojos de las casas de análisis, echó el cierre al primer trimestre en 167 millones de euros, severamente impactado por el laudo perdido con Qatar que le ha obligado a pagar 530 millones.

Más deuda

La deuda neta ha pasado de 10.405 a 11.328 millones de euros en el último año, lastrada por las inversiones —estables en comparación interanual— y, sobre todo, por el reparto de dividendo a sus accionistas. Un salto del 9% que deja la ratio de endeudamiento neto sobre Ebitda (otra cifra a la que los analistas suelen prestar especial atención) en 2,8 veces, frente a las 2,4 del primer trimestre de 2023. El coste de esos pasivos ha pasado del 3,2% al 3,7% en el último año, en un entorno de subidas generalizadas en los tipos de interés.

La eléctrica destaca el pago de 2.163 millones de euros en impuestos en 2023, un 32% más y “un nuevo máximo histórico” para la compañía que dirige José Bogas. El incremento se explica tanto por “el aumento en el pago del Impuesto sobre Sociedades en 303 millones como por la introducción del nuevo gravamen temporal energético”, que supuso el pago de 208 millones el año pasado y que este año rondará los 202 millones. El 98% de lo abonado por Endesa fue a parar a las arcas públicas españolas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti

¡Apúntate!