viernes, junio 21

El coste por hora trabajada crece un 5,4% anual en el tercer trimestre y suma ya nueve meses al alza | Economía

Para medir la evolución de la economía se utilizan distintos parámetros. Entre ellos adquiere gran relevancia el coste laboral, una estadística que da información no solo sobre la situación en la que se encuentran las empresas —que son quienes tienen que hacer frente a ellos—, sino también acerca de la de los trabajadores, puesto que entre estos costes se parametriza la partida salarial, estos es, lo que representa el sueldo dentro de esta métrica. De acuerdo con los resultados publicados este lunes por el INE, el Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) —que mide el coste laboral por hora trabajada, manteniendo constante la estructura por ramas de actividad— creció en el tercer trimestre un 0,9% en datos desestacionalizados, mientras que el coste salarial lo hizo un poco más: un 1%. Esto es, el empleo se encareció ligeramente, aunque en menor medida que en los dos trimestres anteriores, cuando lo hizo un 1,8% y un 1,5%, respectivamente.

Dentro de la fotografía económica que retrata el ICLA —que se elabora con periodicidad trimestral y siguiendo los parámetros técnicos establecidos para poder ofrecer unos resultados equiparables a los de los demás países de la Unión Europea—, la que mide la evolución del coste de las horas trabajadas sirve para entender, más al detalle, la situación real que experimenta el empleo. De acuerdo con esta tabla, el gasto creció un 5,4% en el tercer trimestre de 2023 en comparación con el mismo periodo del año anterior (un 5,7% tomando como referencia los registros originales). Disgregando por componentes, el coste salarial interanual se elevó un 4,9% y los otros costes lo hicieron un 8%.

La estadística del Instituto Nacional de Estadística (INE) también recoge en qué sectores se han producido los mayores cambios respecto del mismo momento del año anterior. Las secciones que registran los mayores incrementos anuales en costes laborales son actividades inmobiliarias (13,0%), información y comunicaciones (8,2%) y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (7,8%). Del otro lado, los menores incrementos se dan en Industrias extractivas (0,3%), suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (1,8%) y actividades financieras y de seguros (3,0%).

En materia de costes salariales, las actividades inmobiliarias lideraron los repuntes interanuales en el tercer trimestre del año, con un alza del 14,1%, seguido de información y comunicaciones (+8,3%). El único retroceso anual del salario en el tercer trimestre se registró en las industrias extractivas, con un retroceso del 3,1%.

Periodo vacacional

Según especifican los resultados del INE, eliminando el ajuste estacional y de calendario —es decir, no aplicando las fórmulas matemáticas que se emplean para eliminar las particularidades de cada mes—, la tasa trimestral de los costes laborales creció algo más, un 3,1%, “debido al menor número de horas trabajadas por el periodo vacacional en el tercer trimestre respecto al segundo”, indica el estudio. Un fenómeno que se produce de manera estacional debido a que en los meses de verano los trabajadores se toman las vacaciones que les corresponden y se altera (en este caso a la baja) el cómputo general.

Siguiendo con esta tabla (utilizando las series originales), el coste salarial también se habría incrementado un poco más, un 1,3%. Una diferencia que se eleva hasta el 4,6% en la comparativa anual con el mismo periodo del año pasado. Los otros costes —que son las percepciones que no provienen del salario y las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social que se han de realizar—, lo hicieron bastante más en la comparativa trimestral: un 8,6%.

Esta estadística que elabora INE ofrece información sobre la evolución de los salarios, aunque no es la referencial a la hora de asomarse con mayor detalle a la situación real de las remuneraciones. Para ello se emplea la muestra que elabora el Ministerio de Trabajo, que mensualmente mide qué incrementos se registran dentro de los convenios que firman empresarios y sindicatos. Los últimos datos disponibles reflejan que en los últimos 11 meses (entre enero y noviembre), los sueldos crecieron un 4,14%. Un porcentaje que encaja con el pacto salarial que firmaron las patronales y las principales centrales sindicales para 2023.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO