jueves, mayo 23

Dos agentes muertos y un preso fugado tras el asalto a un convoy policial en Francia | Internacional

El peaje de Incarville, en Normandía, se ha convertido este martes en una trampa mortal para los agentes penitenciarios que trasladaban en un furgón a un preso peligroso, y en el escenario de una exhibición de fuerza de los grupos criminales en Francia.

Un número indeterminado de delincuentes, a bordo de dos automóviles, han tendido una emboscada al furgón y han liberado a Mohamed Amra, un preso de 30 años con varias condenas a sus espaldas y sospechoso, según el diario Le Parisien, de estar relacionado con un intento de asesinato ligado al narcotráfico el año pasado en Marbella.

En la acción de este martes, los asaltantes han asesinado a dos agentes, han dejado a otros tres heridos y se han dado a la fuga junto a Amra. Unos 200 gendarmes, acompañados de fuerzas de élite, están a la búsqueda de los fugitivos, y el Gobierno ha activado el llamado Plan Gavilán, destinado a agilizar la movilización de agentes y el cierre de un perímetro en la región.

“Todo se pondrá en marcha para encontrar a los autores de este crimen para que se haga justicia en nombre del pueblo francés”, declaró el presidente Emmanuel Macron. Su primer ministro, Gabriel Attal, prometió: “Los buscaremos, los encontraremos y lo pagarán.” Jordan Bardella, candidato en las europeas por el partido de extrema derecha Reagrupamiento Nacional, declaró: “Cada día un auténtico salvajismo se abate sobre Francia.”

El suceso ocurre en un momento social y políticamente sensible, a unas semanas de las elecciones europeas. Y en un contexto en el que prosperan los discursos sobre una supuesta violencia generalizada en Francia y el país afronta un problema real de tráfico de drogas.

Los hechos ocurrieron a las 10.57 horas de la mañana en un peaje en la A154, que enlaza una carretera nacional con la autopista entre París y la costa de Normandía. El furgón penitenciario, escoltado por otro vehículo de la administración penitenciaria y con cinco agentes en total, trasladaba al preso Amra del tribunal del municipio de Évreux, donde acababa de ser juzgado, a la prisión de Ruan, según explicó el ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

En las grabaciones difundidas, se ve cómo uno de los automóviles de los asaltantes, en contra dirección, bloquea el furgón justo a la salida de la taquilla del peaje. Bajan hombres vestidos de negro, encapuchados y con armas de asalto. Disparan antes de llevarse al preso y huir. Han participado en el asalto dos vehículos, un Peugeot y un Audi, según ha explicado en una comparecencia ante la prensa, la fiscal de París, Laure Beccuau. Unas horas después, ambos coches han aparecido quemados en dos puntos distintos del departamento de Eure.

Una de las víctimas mortales tenía 52 años y era padre de dos gemelos. El otro tenía 34 y su mujer esperaba un hijo, según la fiscal. Otros dos agentes que viajaban en el furgón se encuentran en estado crítico. El ministro Dupond-Moretti explicó que las últimas muertes en la administración penitenciaria se remontaban a 1992.

Han empezado difundirse algunos detalles sobre la personalidad del preso fugado. No parece un gran capo, pero sí alguien con un historial delictivo considerable: 13 condenas, según la fiscal, aunque ninguna por estupefacientes. Tiene 30 años y se le conoce como La Mosca, según Le Figaro, que precisa que las autoridades no le consideraban ideológicamente radicalizado, es decir, islamista. Acababa de ser condenado a 18 meses de prisión por robos y comercios en 2019. Ha pasado por prisiones de París y Marsella, además de Ruan. Afrontaba, entre otros casos, una imputación por “tentativa de homicidio”. Hace dos días, había intentado serrar los barrotes de su celda y en consecuencia estaba sometido a un mayor nivel de vigilancia.

El caso más llamativo en el que la prensa francesa implica a Mohamed Amra tiene una particular derivada española. Lo cuenta con detalle Le Parisien. Sucedió el 18 de julio de 2023 hacia las 18.00 horas, cuando un hombre con una camiseta del Olympique de Lyon, una gorra y un pañuelo en el rostro apareció en las calles de Marbella con un arma y disparó varias veces sin que al parecer hubiese víctimas. El hombre huyó. Imágenes del suceso circularon por las redes sociales.

Explica Le Parisien que el objetivo de la operación era matar a un francés originario de Évreux, en Normandía, supuestamente ligado al narcotráfico. Según los investigadores franceses, el proyecto de asesinato fue encargado por alguien apodado La Mosca, que por entonces se encontraba en la prisión de La Santé, en París. Precisa el diario parisino que Mohamed Amra “todavía no ha sido imputado por este caso.”

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_