viernes, junio 21

Bruselas descongela la entrega de 18.500 millones a Italia del plan de recuperación | Economía

La Comisión Europea ha descongelado el pago a Italia de 18.500 millones de euros correspondientes al tercer pago de su plan de recuperación. Han sido necesarios casi ocho meses de tira y afloja por parte de Bruselas y Roma para que finalmente el Ejecutivo comunitario accediera a dar la aprobación parcial a este desembolso que, aún así, no es completo, puesto que falta un hito por cumplir. Por esto se ha reducido el pago en 519,5 millones, según ha anunciado la Comisión Europea este viernes. Para que el dinero llegue a Italia, todavía falta un paso: la aprobación del Consejo de la UE.

El Gobierno de Giorgia Meloni ha tenido que fajarse mucho en Bruselas para lograr que la Comisión le diera el visto bueno a casi todo el tercer pago de su plan de recuperación. Remitió la solicitud el 30 de diciembre de 2022. En principio, había un plazo de tres meses para que el Ejecutivo que preside Ursula von der Leyen la evaluara. Pero a finales de marzo se supo que ambas capitales habían detenido el reloj, en principio por un mes, aunque después el plazo se alargó de forma indeterminada. Hasta este viernes, cuando finalmente Bruselas ha hecha pública su evaluación positiva.

Los problemas iniciales estaban en tres medidas, de las que finalmente se han salvado dos. Queda por resolver una: el número de residencias para alojamiento de estudiantes. Las 54 restantes han recibido el visto bueno. El incumplimiento de esa actuación implica que los algo más de 19.000 millones correspondientes a este tramo del plan de recuperación quedan en 18.500 millones. No obstante, eso no quiere decir que Roma vaya a dejar de recibir esos 519,5 millones, porque Bruselas ha consentido que este hito pueda retrasarse hasta la siguiente fase, la cuarta.

La Comisión también ha permitido cambios en esa siguiente fase, que asimismo deberán contar con el refrendo del Consejo de la UE. Las modificaciones consentidas corresponden a bonus para impulsar la eficiencia energética, la ampliación y el desarrollo de guarderías, el apoyo a la industria aeroespacial y cinematográfica (concretamente, Cinecittà) o el transporte, según explica la Comisión en su comunicado.

Desde que Meloni llegara al poder, ha tratado de convencer al Ejecutivo comunitario de que necesitaba modificar el plan de Recuperación que había diseñado y elaborado el Gobierno de su predecesor, Mario Draghi. La primera ministra ha dado dos argumentos: que las circunstancias han cambio y que ese plan no era el suyo. La respuesta del equipo de Von der Leyen, tanto a ella como a otros Gobierno, siempre es la misma: el reglamento que regula el fondo de recuperación tiene sus límites, de modo que admite matices pero no cambios de fondo.

Italia es el principal receptor de fondos de los planes de recuperación para salir de la crisis provocada por la covid-19: 121.000 millones en créditos y 69.000 millones en subvenciones. Desde el comienzo, Roma lo pidió todo. Otros países, como España, solicitaron al principio solo las subvenciones. Esta diferencia explica que Italia haya recibido ya 66.892 millones (unos 38.000 millones en créditos) por los dos primeros pagos más el correspondiente a la prefinanciación y, en cambio, España, el segundo país más beneficiado del fondo según las previsiones, haya ingresado 37.000 millones, todo subvenciones.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO