miércoles, julio 24

Bronce para Iris Tió y Alisa Ozhogina en Doha, donde la natación artística se juega la clasificación olímpica | Deportes

Alisa Ozhogina, rusa nacida en Moscú y española de Sevilla, de toda la vida, abrió la superficie como un rayo. Su figura blanca y esbelta, las piernas rompiendo el agua con brío elevándose hasta la cintura, marcó la pauta de la rutina del dúo técnico que nadó con la catalana Iris Tió, ambas embutidas en un bañador dorado al son de Beat it, el clásico de rock duro que popularizó Michael Jackson. El bronce que lograron este lunes en la final de dúo técnico de los Mundiales de Natación, en Doha, fue como el clavo que asegura la cordada en la montaña. Un punto de apoyo más en la larga senda que transita el equipo español de natación artística hacia los Juegos de París, y, de paso, camino de la excelencia perdida tras hacer cumbre en Londres 2012.

“Estamos súper contentas porque hemos mantenido nuestro tercer puesto del Mundial de 2023″, dijo Alisa; “ahora nuestro objetivo más importante es aumentar la dificultad de todas las rutinas y hacerlo sin arriesgar, hacerlo bien. Con garra. La canción nos motiva mucho. La canción lo dice: Beat it!. Lucha por tus objetivos. ¡Así somos las españolas!”.

Del bronce de Fukuoka al bronce de Qatar, siete meses después. La natación sincronizada no evoluciona tan velozmente. Saltar escalones, normalmente lleva años, sobre todo en sentido ascendente. China, que se mantiene cerca de la cúspide desde hace una década, aprovechó la ausencia de Rusia, castigada por la guerra en Ucrania, para atrapar el oro en un torneo cuyo primer aliciente es la clasificación olímpica. España, por el hecho de tener un buen dúo, no asegurará la plaza en los Juegos de París hasta que no cierre el círculo de las competiciones por equipos, en la final de la rutina libre prevista para el viernes.

Aparcadas en un segundo plano la natación sincronizada masculina y mixta, y relegados a una tercera categoría los solos, las estrategias se concentran en afinar aquellas pruebas que conducen al oro olímpico: las rutinas de dúos y, sobre todo, los ejercicios de equipos. Son tres las pruebas mundiales por equipos: acrobática, técnica y libre. Cada una se premia con una medalla de oro en el curso de tres finales específicas. Cada final puntúa con un máximo de 33,3% en la nota global que se asigna en la clasificación para los Juegos. España comenzó el concurso el sábado, y salvó un quinto puesto en la rutina de acrobacias. Resta la final técnica, este miércoles, y la final libre, el viernes. Si al cabo del Mundial las españolas aseguran un puesto entre los cinco mejores equipos, no solo garantizarán su presencia en París sino que clasificarán automáticamente al dúo.

China, ya en París

China, Ucrania, Estados Unidos, Canadá, España, Italia y Japón ocuparon del primero al último el escalafón tras la final de acrobacias por equipos, el pasado fin de semana. Este lunes las españolas nadaron la preliminar técnica por equipos. China fue primera con 304 puntos, Japón segunda con 282, y España tercera con 278, seguida de cerca por Estados Unidos, con 273. Considerando que quedan cinco plazas olímpicas disponibles, y que China ya está clasificada por ocupar el máximo ránking asiático, la final del miércoles puede suponer un paso definitivo hacia París.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.