domingo, junio 23

Bankinter ganó 685 millones hasta finales de septiembre, casi un 60% más | Empresas

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, durante la presentación de resultados del primer semestre, en Madrid.Pablo Monge

Bankinter ganó 685 millones de euros hasta final de septiembre, un 59,3% más que en el mismo periodo del año anterior, según ha comunicado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata de sus mejores nueve primeros meses de un ejercicio, si se excluye el ejercicio 2021, cuando el banco ganó 1.250,6 millones por la plusvalía de casi 900 millones que se anotó entonces por la escisión de Línea Directa para sacarla a Bolsa. De esta forma, los números de la entidad siguen al alza gracias al impulso por las subidas de tipos de interés del BCE desde julio de 2022.

El mejor reflejo del avance de los guarismos del grupo está en el margen. Bankinter registró un margen de intereses de 1.639 millones en los tres primeros trimestres del año, un 53,75% más que en esos meses de 2022. Por su parte, los ingresos por comisiones se mantuvieron estables: alcanzaron los 459,1 millones, un tímido 1,5% más. Estas son precisamente las dos partidas con las que el Gobierno calcula el importe que debe abonar cada banco por la tasa temporal. En este ejercicio, Bankinter ya abonó en el primer trimestre los 77,5 millones que le correspondían, aunque ha llevado a la justicia el gravamen.

Los costes operativos, por su lado, se elevaron un 7%, hasta los 700 millones. Así, con un incremento mayor de los ingresos que de los gastos, el margen bruto creció hasta los 2.005,1 millones, un 32,1% más. “El Grupo Bankinter consolida al cierre del tercer trimestre del año la buena evolución que han experimentado las diferentes líneas de negocio a lo largo del ejercicio, en donde se evidencia el potencial de la entidad para seguir creciendo y alcanzando mayores cuotas de mercado y de beneficios. Esa mayor actividad y un entorno más elevado de tipos han traído consigo mejoras en todos los márgenes de la cuenta y en todas las ratios: rentabilidad, capital y eficiencia”, destaca la compañía en un comunicado.

Sobre la solvencia, Bankinter situó la ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,5%, lo que supone 59 puntos básicos más que hace un año y sigue muy por encima del 7,73% exigido por el BCE. En cuanto a la morosidad, crece ligeramente aunque se mantiene en niveles controlados: la tasa de impagos del grupo se sitúa en el 2,19% (2,1% en septiembre de 2022). Según las cifras agregadas del Banco de España, la mora del sector se situó en el 3,5% a cierre de julio. Por el lado de la cobertura, eso sí, Bankinter ha aumentado su nivel hasta el 66% ante el riesgo latente de empeoramiento de la calidad del crédito.

El sector financiero y el Gobierno siguen de cerca la evolución de la morosidad desde el inicio de las alzas de tipos de interés del BCE. El fantasma de la Gran Recesión sigue presente y asusta la situación ante el freno de la economía, la presión de la inflación y el repunte de los costes financieros. En este contexto, la banca y el Ejecutivo se apresuraron para ampliar a finales del año pasado el Código de Buenas Prácticas y ayudar así a los hogares endeudados vulnerables o en riesgo de serlo. El Ejecutivo calculó que este escudo social beneficiaría a hasta un millón de familias endeudadas, aunque el Banco de España calcula que esta red de auxilio llegará de forma efectiva solo a cerca de 200.000 familias.

De vuelta a los resultados del tercer trimestre, la rentabilidad sobre recursos tangibles (ROTE) de Bankinter escaló otro poco más y se situó en el 18,2%, lo que supone uno de los niveles más altos de rentabilidad de todo el sector en España y en Europa. Igualmente, la ratio de eficiencia cayó hasta el 37,4% (cuanto más baja, mejor) desde el 45,3% de hace un año. Si se mira solo lo cosechado por su negocio en España, la eficiencia mejora hasta el 31,6%. Se considera que un banco es eficiente cuando esta ratio se encuentra por debajo del 50%, por lo que el grupo que dirige María Dolores Dancausa está en muy buena posición, aunque haya empeorado algo esta métrica respecto al segundo trimestre (entonces se anotó un 35,4%).

En lo que se refiere a la actividad, la producción de nuevo crédito se ralentiza. La cartera de créditos de clientes del grupo cerró el tercer trimestre en los 74.879,2 millones, un 2,8% más. Si se mira solo España, el avance fue menor, de un escaso 0,7%. Lo que sí crece con más fuerza son los recursos fuera de balance (+17%), ante la escasa rentabilidad que ofrece la banca en depósitos a plazo y las alternativas que plantea con otros productos como fondos de inversión y de pensiones. “Todo ese crecimiento en recursos, dentro y fuera de balance, denota la capacidad de atracción y captación de clientes del banco en un entorno muy competitivo”, resalta la entidad.

Pese al freno del crédito, Bankinter logra que siga en tasas positivas en un momento de retroceso del mercado en su conjunto (según el Banco de España, el crédito retrocedió hasta agosto un 3,2%) debido a los mayores costes de financiación. Por ejemplo, en hipotecas, el stock vivo ha descendido del medio billón de euros por primera vez desde mayo de 2006. En este segmento, en el mercado hipotecario, Bankinter no logra ser una excepción: generó hasta septiembre 4.300 millones de euros, un 17% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

“La menor actividad actual del mercado inmobiliario y, por consiguiente, de la actividad hipotecaria, motivada sobre todo por la subida de tipos, se ha traducido en una nueva producción hipotecaria por valor de 4.300 millones de euros en lo que va de año, un 17% inferior respecto al mismo periodo de 2022, que fue un buen ejercicio, si bien el dato es similar al del mismo periodo de 2021″, asegura la nota del banco.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela